Claves para mantener los pies saludables

Nuestros pies son el apoyo de nuestro cuerpo, pero pocas veces nos detenemos a cuidarlos como se merecen. Desde nuestros hábitos diarios hasta las visitas médicas, los pies requieren de atenciones especiales para mantenerse saludables con el paso de los años.

Los zapatos son la clave para mantener unos pies saludables

Para comenzar es muy importante saber escoger el calzado adecuado para nosotros. El uso de zapatos cómodos que ofrezcan un buen soporte a nuestro pie al tiempo que permitan que nuestra pisada sea más anatómica, es ideal para que se mantengan sanos. Éstos ayudan a evitar muchos padecimientos derivados del uso de zapatos incorrectos, como el juanete o la metatarsalgia.

Si sufres de problemas podológicos no olvides que debes elegir calzado para pies delicados, adecuados especialmente a tu condición. Las personas con juanete o pie diabético deben optar por zapatos de ancho especial, mientras que aquellos que sufren de pie plano o problemas con la pisada, deberán visitar a un especialista para una revisión exhaustiva.

El uso de plantillas ortopédicas personalizadas siempre requiere de previa indicación médica.

Otros cuidados a tener en cuenta

Además, y con el fin de evitar hongos en nuestros pies, es muy importante asearlos de manera adecuada, secarlos muy bien tras el baño, utilizar calcetines en materiales naturales y calzado ortopédico de calidad para permitir que el pie respire de forma adecuada.

El uso de desodorantes para la zona y la prevención para evitar el contagio de micosis en áreas de alto riesgo, como piscinas y duchas públicas, es también importante para el cuidado de nuestros pies.

No olvides que ante cualquier molestia o condición particular debes acudir a un podólogo. Cuida de la salud de tus pies día a día, sigue estas recomendaciones y no olvides dedicarles todas las atenciones necesarias para mantenerlos sanos.

Publicaciones relacionadas

Abrir chat