Cómo son las plantillas para juanetes

El juanete es un deformidad que se produce en un lateral y suele afectar al dedo gordo del pie. Es posible prevenir e incluso corregir esta deformación y evitar que se desarrolle y cause problemas más serios mediante el uso de plantillas o correctores de silicona, pero ¿cómo son las plantillas para juanetes?

Cómo son y cuáles son los motivos de su desarrollo

El juanete es algo bastante habitual y puede ocasionar deformaciones leves, moderadas o graves, aunque los afectados no suelen visitar al especialista hasta que la situación no es alarmante o dolorosa. De esa forma, ¿cómo afectan los juanetes a nuestra salud? Lo que ocurre es que la deformidad va progresando y desarrollándose hasta dar lugar a otras deformidades como los dedos en garra o los dedos en martillo.

El juanete aparece por la forma particular en la que se pisa. Se puede tener un pie cavo o valgo y generar sobrecargas e impactos soportados por el hueso, que tiende a agrandarse con el tiempo. Los juanetes suelen aparecer en mayor medida en personas mayores o en jóvenes deportistas por el número de impactos producidos, mucho mayor que el de otras personas que no practican deporte.

La estrecha relación entre calzado y juanete

El juanete es una patología bastante común, solo que suele afectar a más mujeres que a hombres. Los culpables son los zapatos de tacón alto o los zapatos terminados en punta, una tendencia muy peligrosa que está íntimamente relacionada con el desarrollo de esta patología y que puso en marcha el mundo de la moda que no suele respetar la anatomía del pie en beneficio de la estética.

Si el calzado es uno de los detonantes más importantes en su aparición, es lógico que a la pregunta de cómo prevenir el juanete, forme parte también de la respuesta. Así, el calzado adecuado si tienes juanetes es aquel que resulta cómodo, blando y espacioso para que los dedos de los pies se puedan mover con facilidad.

Cómo tratar los juanetes sin cirugía

Existen diversas alternativas para tratar esta patología o para eliminar los síntomas causados por su aparición. Los juanetes no desaparecen si no es con cirugía, pero al menos pueden reducirse sus efectos y evitar que causen problemas mayores. Ahora bien, sí es posible prevenir su aparición utilizando un buen calzado, como ya hemos indicado en el párrafo anterior, o a través del uso de plantillas personalizadas. A fin de cuentas, los niños no nacen con esta deformidad, pero pueden tener tendencia a desarrollarla. Lo ideal es hacer un estudio biomecánico de la pisada y a partir de ahí tomar las medidas preventivas necesarias.

Las férulas de silicona tratan de evitar la formación de callosidades y tienden a reducir la fricción interdigital, mientras que el uso de calzado correcto, los llamados zapatos ortopédicos, proporciona la salud que el pie necesita. Los zapatos terapéuticos con licras para juanetes se adaptan perfectamente a la forma del pie y a sus alteraciones, y su uso es recomendado por especialistas y podólogos. Cuentan con una gran capacidad interior, diversas propiedades elásticas para garantizar el mayor confort, y, además, disponen de diseños actuales para poder llevarlos en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas

Abrir chat