Consejos para cuidar los pies delicados

Cuando nuestros pies presentan alguna condición podológica determinada o simplemente son sensibles a la formación de callosidades, ampollas y otras afecciones tópicas, puede decirse que se cuenta con pies delicados. En estos casos es muy importante el cuidado que le damos diariamente, para evitar así molestias mayores o lesiones que puedan comprometer nuestra salud.

Consejos importantes sobre cómo cuidar tus pies delicados.

  1. Si tienes pies delicados es importante usar el calzado adecuado, que te permita estar cómodo pero sobre todo saludable. Lo mejor es adquirir zapatos para pies delicados elaborados con materiales de calidad, que ofrezcan una plantilla anatómica, un buen soporte, ventilación adecuada y que estén adaptados al tipo de condición podológica con la que cuentas. El calzado común puede hacerte daño y comprometer tu salud de forma importante. Además evita los zapatos muy ajustados o demasiado anchos, ambos son perjudiciales para ti.
  2. El tipo de calcetines que usamos es igualmente importante, en especial cuando nuestros pues sufren de forma continua de durezas, callos, mal olor u hongos. Siempre elige calcetines de materiales 100% naturales como el algodón o la lana en invierno, pues estos permiten que el pie respire de forma adecuada, además de reducir la posibilidad de que por el roce se padezca de callos y molestias.
  3. Los pies delicados requieren de atenciones especiales: debemos lavarlos de forma adecuada y profunda con un jabón antibacterial, secarlos muy bien tras el baño, usar desodorante para pies y realizar una pedicura profunda cada 15 días. En el caso de durezas y callos la correcta hidratación con una loción especial para la zona es fundamental. Independientemente del tipo de condición que se tenga, estas medidas ayudarán a mantener en buen estado nuestros pies delicados.
  4. Para la mayor parte de las personas ir a un podólogo de forma regular no es lo habitual, pero si sufres de pies delicados en Alviflex te recomendamos visitar a tu podólogo al menos una vez al año para una revisión podológica completa. Un especialista podrá asegurarse del estado de tus pies y darte los mejores consejos para cuidarlos según la condición. Una revisión periódica te ayudará a prevenir lesiones en articulaciones como los tobillos, las rodillas o la cadera.

No olvides usar zapatos para pies delicados y dedicarle atención especial a esta zona, así conseguirás mantener tus pies saludables y el perfecto estado.

Publicaciones relacionadas

Abrir chat