Cómo saber si necesito plantillas ortopédicas

Las plantillas ortopédicas son una de las mejores formas de aliviar molestias. En muchos casos, corregir condiciones podológicas que pueden interferir con nuestra calidad de vida. Sin embargo muchas personas demoran en dar el paso de visitar a su podólogo. Todo ello por desconocer cuáles son las principales señales que indican que es necesario valernos de un soporte plantar adecuado para caminar día a día. Os contamos cómo saber si necesitas plantillas ortopédicas.

Uso de soporte plantar en caso de callos y durezas

Una señal inequívoca de que algo no anda bien con el calzado con elegimos o con nuestra forma de caminar, es la formación de callos y durezas. Esto indica que la piel de nuestro pie y el zapato están rozando de tal manera que se generan callosidades y molestias en los puntos de mayor fricción.

Ante estos casos no solo se recomienda elegir zapatos cómodos y de mejor calidad, sino que al mismo tiempo es conveniente el uso de plantillas para disminuir el impacto producido por los malos hábitos al caminar.

Zapatos para soporte plantar

Una vez tienes claro que debes usar soporte plantar, has visitado al podólogo y te las han hecho, es la de adquirir unos zapatos para plantillas. Estos zapatos tienen un ancho especial mayor que el calzado habitual. Una de las razones es para acomodar esas plantillas ortopédicas y que el pie no quede apretado en el zapato.

Alviflex lleva más de 40 años diseñando y fabricando zapatos con plantilla removible, para que puedas incorporar la tuya propia sin problemas.

Síntomas de que necesitas ver un podólogo

La fatiga extrema, la molestia en articulaciones como el tobillo, la rodilla o la cadera, que surgen tras caminar distancias moderadas, pueden ser también una señal de que es momento de acudir al podólogo y evaluar la opción de usar plantillas. Éstas ayudaran a reducir y aliviar éste tipo de afecciones, mejorando de forma importante nuestra calidad de vida.

Además condiciones como el pie plano o las molestias en los huesos de la zona, pueden aliviarse con el uso de plantillas, sumadas a la utilización de zapatos para pies delicados elaborados con materiales de calidad.

Existen muchos tipos de plantillas destinadas a corregir, prevenir y aliviar molestias y lesiones, así como a compensar aquellos problemas que podemos tener al pisar o caminar, es por esto que ante cualquier incomodidad en nuestros pies  conviene visitar al podólogo para una revisión exhaustiva, con el fin de mejorar tu calidad de vida y sentirte mucho más a gusto en tus propios pies.

Publicaciones relacionadas