Cómo corregir el pie supinador

Si tu arco es demasiado elevado y el desgaste de tus zapatos se produce normalmente hacia la parte externa de los pies, es muy posible que sufras de pie supinador.

Quienes lo padecen  pueden enfrentar diariamente dolores y molestias propios de esta condición, que es hereditaria o se desarrolla debido  a una lesión en el tobillo.

La importancia de corregir el pie supinador

Es importante corregir el pie supinador, pues los pacientes que lo presentan pueden enfrentar dolores en articulaciones como la espalda, la cadera o la rodilla, y ser más propensos a lesiones como las roturas de ligamentos, poniendo en riesgo su salud.

El primer paso para corregir el pie supinador es acudir a un podólogo para confirmar el diagnóstico. Una vez que un especialista haya garantizado que ése es el problema, se puede optar por varios tratamientos. El uso de zapatos ortopédicos es uno de los más frecuentes, pues este tipo de calzados ayudan a aliviar el problema al tiempo que ofrecen comodidad.

Otra alternativa para tratar el pie supinador es el uso de plantillas ortopédicas personalizadas con el respectivo calzado para plantillas, que permite que las hormas se adapten perfectamente al zapato sin generar molestias.

Calzado de alta calidad para el pie supinador

Es muy importante que quienes cuentan con pie supinador elijan zapatos que ofrezcan un horma muy anatómica para reducir el impacto que se produce con este tipo de pisadas, por eso es fundamental invertir en un calzado de alta calidad pensado en la salud de nuestros pies.

No olvides que si cuentas con pie supinador, es fundamental adquirir zapatos en una tienda especializada para condiciones podológicas, de esta forma garantizas la calidad del calzado y el bienestar de tus pies.

Publicaciones relacionadas

Abrir chat