¿Cuáles son las características de un buen zapato?

Al momento de adquirir un calzado elegir modelos de calidad es un aspecto muy importante para mantener y garantizar la salud de nuestros pies. Los zapatos son clave cuando se trata de corregir o aliviar problemas ortopédicos, pero también son esenciales para garantizar la comodidad y el buen estado de los pies que no cuentan con ninguna condición podológica.

Por eso en Alviflex te damos las características de un buen zapato para que elijas con tino y precisión el modelo que más te convenga. Comienza por evaluar el material, lo zapatos de plástico o imitación de piel normalmente no permiten que el pie respire de forma adecuada, causando sudoración excesiva que puede fomentar los hongos en los pies.

¿Qué tener en cuenta?

Un buen zapato está elaborado con materiales de calidad que favorecen la transpiración. Otro punto esencial es la horma. Un zapato adecuado cuenta con una horma anatómica que lo convierte en un calzado cómodo y apto para recorrer cualquier distancia. No es duro, ni incómodo ni molesto, sino que favorece y respeta las curvas de nuestros pies.

La flexibilidad de la suela también caracteriza a un buen zapato. La misma no es rígida sino completamente flexible lo que quiere decir que al andar garantiza la comodidad y bienestar de nuestros pies.

Además debes pensar en elegir el zapato adecuado para tu tipo de pie. Si al probar el modelo que has escogido  el mismo te aprieta o te genera algún roce o molestia, lo ideal es contemplar otra opción.

Aquellas personas con pies anchos deben optar por zapatos de ancho especial que se adecuen a su pie. Del mismo modo si tienes alguna condición podal, el modelo ideal para ti es un zapato ortopédico que te ayude a mantener el pie saludable.

Estos son los esenciales que cualquier buen zapato debe tener. En Alviflex te recordamos la importancia de elegir un calzado adecuado para mantener tus pies saludables día a día.

Publicaciones relacionadas

Abrir chat