Cuándo son necesarios los zapatos a medida

Los juanetes son una deformación producida en el lateral del dedo gordo, que suele aparecer con relativa frecuencia, al igual que los pies planos, otra patología común que afecta a la pisada y que puede generar malformaciones con el tiempo. La manera de hacerles frente es encontrando un calzado cómodo y práctico con el que poder desenvolverse en la vida diaria. Ahora bien, existen diferentes modalidades entre diseños terapéuticos estándar y los fabricados siguiendo unos parámetros determinados de acuerdo a la fisiología del pie del paciente en cuestión, pero ¿cuándo son necesarios los zapatos a medida?

¿Para qué sirve el zapato ortopédico?

Los especialistas recomiendan usar calzado terapéutico cuando existen alguna deformidad o carencia en el pie, ya sea tipo muscular, articular, óseo o neurológico. Las personas que padecen alguna de estas patologías no pueden ni deben arriesgar la salud de sus pies mediante el uso de calzado inadecuado. De hecho, muchas de las molestias percibidas son causadas por zapatos que no amortiguan bien o que no proporcionan el ajuste correcto.

Los zapatos para problemas en los pies normalmente son utilizados como consecuencia de la formación de juanetes o por problemas derivados de pie plano o pie zambo, entre otras patologías. Además, muchas veces no somos conscientes de que estos problemas pueden acarrear males mayores en forma de dolores de espalda, lesiones lumbares o desviaciones de columna. Por esa razón y para tratar de prevenir todos estos problemas aparece el calzado ortopédico.

Ventajas de llevar calzado ortopédico

Como ya hemos dicho, el calzado ortopédico sirve para disminuir las molestias en los pies que producen ciertas dolencias o corregir parte del problema para evitar otros de mayor gravedad.

Los zapatos terapéuticos sirven para tratar y mejorar las deficiencias o malformaciones presentadas en uno o ambos pies, como consecuencia de una fascitis plantar, pies planos, pie diabético, pies cavos, etcétera.

La mayoría de los afectados no son conscientes de otros problemas ulteriores y es que una afección determinada puede contribuir a la aparición de dolores de espalda o lesiones lumbares. Llevar esta clase de calzado evitará su aparición.

El confort que aporta este calzado es increíble, muy lejos de las molestias y el cansancio que producen los zapatos corrientes. Conceden mayor estabilidad y soporte al pie y, al tener la caña algo más alta que los habituales, protegen bien el tobillo ante cualquier lesión.

¿Por qué se utilizan los zapatos a medida?

A grandes problemas, grandes soluciones, esto significa que, cuando un paciente presenta una patología grave o una deformidad bastante severa y ha probado toda clase de zapatos de horma ancha, alza o elásticos sin obtener los resultados deseados, cabe este último recurso. Sin embargo, resulta recomendable informarse acerca de los modelos terapéuticos de Alviflex, un calzado cómodo que cuenta con un diseño técnico de alta calidad que cubre perfectamente las necesidades de las mujeres que sufran diversas deformidades en los pies.

Los zapatos a medida resultan demasiado costosos y sus precios parten de 300€ el par, además, cada vez resulta más complicado encontrar una firma dedicada a su fabricación. De esa forma, lo mejor es probar con un modelo terapéutico Alviflex, una magnífica opción que se adapta a todo tipo de pies. Y es que las ventajas de este calzado son múltiples: actitud ergonómica, horma ancha, material transpirable, amortiguación suave y confortable, y estética moderna.

 

 

Publicaciones relacionadas

Abrir chat