Qué es el pie de atleta

Muchas veces hemos escuchado hablar del pie de atleta, y claro que todos sabemos que se trata de una condición en los pies, pero la mayoría de las personas piensan que solo es algo que afecta a quienes hacen deporte, cuando en realidad todos estamos propensos a padecerlo. Os contamos qué es el pie de atleta.

El pie de atleta es el nombre que se le ha dado a la infección micótica producida por hongos, una de las condiciones más comunes por las que acudimos a un podólogo. Se localiza entre los bordes de nuestros dedos y pies, en la planta y en los pliegues interdigitales, causando comezón, ardor, molestias y mal olor.

El pie de atleta se genera cuando estamos expuestos a superficies húmedas en las que el hongo habita, por ejemplo en duchas públicas, vestidores, piscinas, etc. Además puede contagiarse también de persona a persona, y proliferar debido a la humedad en nuestros pies generada por un mal secado después del baño, por el uso de calzado inadecuado o de medias de materiales sintéticos. La sudoración excesiva en los pies es también un detonante frecuente para el pie de atleta.

El primer paso para su tratamiento es acudir a un podólogo, quien tras un examen confirmará si se trata de pie de atleta o de otra condición. Un tratamiento antimicótico suele ser una buena solución, pero a la vez deben tomarse previsiones importantes como secar bien nuestros pies después del baño, y utilizar medias y calzado cómodo realizado en materiales de calidad, de esta forma garantizamos que nuestros pies podrán ventilarse, evitando así la sudoración y disminuyendo las condiciones que fomentan la aparición del pie de atleta.

Evitar los zapatos apretados es también una alternativa recomendada y saludable, en especial para quienes sufren de otras condiciones como el juanete o los dedos en martillo. En esos casos se recomienda el uso de zapatos para pies delicados, que ayudarán a mantener su salud y disminuir las probabilidades de sufrir de hongos.

Publicaciones relacionadas

Abrir chat